Thor y Sif

Otros dioses Nórdicos

Brage

Dios de la Música y la Poesía, protector de los que practican tan dulces artes. Su representación más habitual consistía en un anciano con un arpa de oro en las manos, de barba blanca que flotaba siguiendo la dulce música de su arpa.

Estaba casado con la inmortal Idun y era hijo de Odín y la gi­gante Gunlod.

Eir

Diosa de la Salud, era una de las sirvientas de Frigg.

Foresti

Dios representante de la justicia, hijo de Balder y Nanna. Como administrador de justicia se encontraba a cargo de la asamblea de los dioses, además de ser el que debía resolver las disputas que se producían entre los hombres.

Frey

El protector de los duendes era Frey, dios del brillo del sol, de los mares y los vientos. Hijo de Njórd y de la gigante Skadi, además de hermano de Freya. Ya que era el señor de duendes y enanos se le concedió el remo de Alfheim, la tierra donde habitaban, elfos, enanos y hadas.

Viajaba en los lomos de su jabalí de oro, Gullinbursti, o sobre su barco, Skidbladnir, que fue construido a la vez que la lanza de Odín, el martillo de Thor y la cabellera de Sif, su principal cualidad era controlar el poder del viento.

Freya

Diosa del Amor, de la Fertilidad, de la Lluvia y de la Fecun­didad, fue una de las diosas más pretendidas de la mitolo­gía escandinava. Poseedora de una manta mágica de plumas con la que se transformaba en halcón (traje que prestó a Thor para que éste pudiera recuperar su martillo) y un collar llamado Brisingegamen. Montaba en un carro llevado por dos gatos.

A veces se asimila con la diosa Frigg, la esposa de Thor y madre de Balder, ya que compartían algunos rasgos, pero mientras Freya representaba el amor más pasional, Frigg sería el amor reposado.

Heimdall

Este hijo de Odín era el dios de las Olas y de la Luz. Portaba una gran espada centelleante y un majestuoso caballo para poder ejercer sus funciones de guardián de Bifrost, el gran arco iris llameante, que los dioses habían construido para unir el mundo de los dioses con el de los hombres. Ya que la vigilancia de este puente de unión era fundamental para la supervivencia de Asgard, los dioses do­taron al dios de un oído excelente, se decía que era capaz de oír cómo crecía la lana en las ovejas, y de una vista penetrante, pudiendo ver cla­ramente en más de cien millas a la redonda. Heimdall tuvo tres hijos con la madre de la Tierra; éstos fueron Thrall, de quien descenderían los esclavos; el segundo Churl, señor de los hombres libres; y el últi­mo, Jarl, que sería el origen a los nobles.

Este dios sería el encargado de anunciar la llegada de Ragnarok, haciendo sonar su cuerno Gjallarhorn, para que se oyera en todo el mundo.

Hermod

Hijo legítimo de Odín y Frigg, era el más eficaz y veloz de todos los dioses, por eso se le consideraba como el dios «mensajero».

Siguiendo las órdenes de su padre recorría el campo de batalla, portando la lanza de Odín, para animar a los guerreros y que éstos no abandonaran la lucha. Su hazaña más notable sucedió cuando viajó hasta el reino de Hel, el mundo de los muertos, para solicitar el regreso del alma de su hermano el gran dios Balder.

Hodur

El dios que, sin saberlo, provocó la muerte a Balder fue Hodur, el dios ciego. Cuando Loki descubrió la manera de acabar con su hermano, Balder decidió que la mano ejecutora fuera la de Hodur, cuando éste descubrió la trampa de la que había sido objeto huyó de Asgard, puesto que sabía que los dioses buscarían la venganza, refugiándose en los bosques con su escudo mágico como protección.

No obstante, un día el joven Vale le encontró disparándole hasta tres veces con su arco, la primera el muchacho falló, la segunda chocó con su escudo pero la tercera penetró en su corazón causán­dole la muerte.

Idun

La diosa que nunca habría de morir, así como nunca había nacido era Idun, en su poder estaban las manzanas doradas de la eterna juventud, por lo que se la consideró una diosa regeneradora. Era la esposa del dios Bragi, y se encargaba de abastecer de man­zanas a los dioses de Asgard, sin las cuales tendrían que enfrentarse a enfermedades y a la vejez.

Jord

Una de las diosas de la tierra, hija de Nott (la Noche) y esposa de Odín.

Njord

El padre de los dioses Frey y Freya, tenía una doble atribución como dios del Mar, patrono de navegantes y viajeros, y del Verano. Se encargaba de calmar las tempestades que provocaba Aegir y las oleadas de Gymer, el gigante de la tormenta.

Sif

La hermosa Sif era la protegida del dios Thor, se la invocaba para conseguir abundancia en las cosechas y para aumentar la fertilidad de los campos. Su principal atributo era su hermosa cabellera, que ayudaba al desarrollo de la agricultura. El dios Loki envidiaba este poder, por lo que una noche, mientras Sif dormía, le cortó todo el cabello y se lo llevó.

Thor solicitó de Odín, que obligara a Loki a restituir lo robado, ya que la abundancia y la prosperidad dependían de la cabellera de la diosa. Cuando éste fue llevado ante los dioses prometió conseguir una igual, una cabellera de oro que le fabricaron los enanos.

Tyr

Tyr, el más valiente entre los dioses, era el dios del Combate. Su nombre, junto al de Odín, era el que se invocaba antes de una batalla. Aparecía representado como un dios musculoso, aunque manco. Era el patrón de las espadas, y su nombre aparecía grabado también con frecuencia en éstas. Uno de los episodios más impor­tantes de su tradición mitológica lo coloca ante el lobo Fenris, el ma­léfico hijo de Loki, al que consiguió capturar.

Ull

Es el responsable de los rigores invernales en Escandinavia, por lo que era considerado un dios hostil, además de prote­ger todo lo relacionado con la caza. Ull es el hijo adoptivo de Thor e hijo de Sif, Odín delegaba su poder en él durante el invierno.

Vale

Representaba junto a Vidar a la fuerzas inmortales de la na­turaleza, aunque también era conocido como el dios de la Venganza. Hijo de Odín y de la doncella Rhind, nada más nacer, aunque su rostro era el de un niño, su cuerpo era el de un guerrero, por lo que se presentó ante Odín con su arco para proclamar ante los dioses que él vengaría la muerte de Balder, promesa que cumplió matando a Hod con una de sus flechas.

Vidar

Hijo de Odín y de la gigante Grid, era conocido como «el dios silencioso». Se le representa calzado con unos zapatos de hierro, y su atribución era la fuerza y el poder subrepticio e impla­cable de la naturaleza. Estaba destinado a sobrevivir a Ragnarok.


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies