Xtabai

Mito maya

Vivían en un mismo pueblo dos mujeres. Xkeban era hermosa, pero entregada a los placeres del amor, por lo que era repudiada y Utz-Colel, que era austera y bella, gozaba del respeto del vecindario. Xkeban era humilde y compasiva con los pobres mientras Utz-Colel los despreciaba.

Xkeban murió sola, arropada por sus animales y su cadáver exhaló un perfume tan intenso que impregnó todo el pueblo. A su entierro sólo acudieron los más desharrapados. Al poco tiempo, murió la virginal Utz-Colel, y de su cadáver salió un hedor insoportable que marchitó todas las flores del pueblo. Todos pensaron que era cosa del diablo.

Pasado el tiempo, Xkeban se convirtió en una florecilla sencilla y olorosa mientras que Utz-Colel se transformó en un cardo con una hermosa flor, pero sin olor. Transformada en cardo siguió envidiando a la otra mujer y pensó que, entregándose a los hombres, olería como ella, no dándose cuenta que la virtud de Xkeban era la generosidad. Utz-Colel regresó al mundo como mujer, gracias a los malos espíritus, con el nombre de Xtabai. Desde entonces se dedica a seducir a los hombres para asesinarlos durante el frenesí.


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies