Asclepio (Esculapio romanos)

Asclepio (Esculapio romanos)

Asclepio fue el dios griego de la medicina, hijo de Apolo y de la ninfa Coronis. La hermana melliza de Apolo, Artemisa, fue quien había matado a Coronis antes de nacer Asclepio porque había cometido una infidelidad. Fue su propio padre o quizá Hermes el que consiguió rescatarlo con vida del vientre de su madre. El centauro Quirón, que había educado a muchos dio­ses y héroes, se encargó también de su educación y le enseño arte y medicina. Como hijo de Apolo, que tenía poderes terapéuticos, Asclepio tenía ya un don natural para sanar.

Asclepio era adorado en Epidaurus (Epidauro), en el Peloponeso. La isla de Cos tenía un Asclepium o santuario muy importante del dios que los peregrinos visitaban para encontrar la cura de sus enfermedades. En su medicina, la serpiente a él dedicada jugaba un papel muy importante. Esta representación de la serpiente enroscada en los aperos médicos sigue vigente hoy día como símbolo internacional. El poder de sanar atribuido a las serpientes pudiera estar relacionado con su habilidad para rejuvenecer al cambiar su piel cada año.

Asclepio se casó con Epione y tuvo dos hijos que lucharon en la Guerra de Troya mientras atendían a sus compañeros heridos. Resulta curioso que Asclepio no fuese inmortal, pese a ser un dios y un curandero con capacidad para resucitar a otros. Zeus le atacó con un rayo divino como castigo por su presunción.

Tras su muerte, Apolo le ubicó en el firmamento como la constelación de Ophiucus (Ofiuco), el que lleva una serpiente y cruza Sagitario y Escorpio.


Relacionado:
(Visto 6.126 veces, 1 hoy)

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies