Tomás de Iriarte

Tomás de Iriarte
(1750-1791)

Nació en La Orotava, municipio español al norte de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Canarias, en 1750. Fue junto con Félix María de Samaniego uno de los fabulistas más importantes del siglo XVIII. Sobrino del académico Juan de Iriarte, a los trece años se trasladó a Madrid para vivir con su tío, lo que le permitió adquirir una sólida educación. Sucedió a su pariente como traductor de la Secretaría de Estado y ocupó el cargo de archivero del Consejo de Guerra.

Se dedicó desde joven a la traducción de obras de teatro francés, y el Arte Poética de Horacio, en 1777.

Escribió un poema escrito en silvas, “La Música”, en 1779, donde expone su teoría poética. Escribió también las comedias “La señorita mal criada”, en 1788 y “El señorito mimado” en 1790.

Con su creación Guzmán el Bueno (1791) introduce el monólogo dramático con acompañamiento de orquesta.

De su actividad teatral cabe destacar el monólogo Guzmán el Bueno (1787), el drama en prosa La Librería (1790) y tres comedias morales en verso, El don de gentes (1780), El señorito mimado (1787) y La señorita malcriada (1788), que tratan sobre la dificultad de educar a los hijos. Estas piezas son antecesoras de las comedias de Moratín y de la alta comedia del siglo XIX. Cuatro años antes de morir hizo realidad su deseo de ver publicada su Colección de obras en verso y prosa (1789).

Pero este escritor y fabulista español es esencialmente conocido por sus “Fábulas literarias”, que muchos críticos consideran de mayor calidad poética que las de Samaniego, en las que -a la vez- se realizan alusiones o sátiras a literatos de su época.

Murió en 1791 en Madrid.



Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies