Leyenda de La Monja del Vaso

Leyenda de La Monja del Vaso

La Monja del Vaso con Agua, llamada simplemente la Monja del Vaso o también, la Monja del San Juan de Dios, es un fantasma legendario del folclor costarricense, según la leyenda hace visitas a los enfermos graves, del Hospital San Juan de Dios de San José, el más antiguo del país, atendido en el pasado por religiosas de la Orden Hermanas de la Caridad. Estas vestían de blanco y usaban una toca en forma de barco de papel.

La leyenda describe que el fantasma de la monja del vaso, se caracteriza por llevar en la mano un vaso con agua, ya que se cuenta que se trata del alma en pena de una religiosa que, en vida, negó este último deseo a un moribundo, razón por la cual quedó maldita y su espectro, desde entonces, se pasea por las noches por los pasillos del viejo hospital, ofreciendo a los pacientes más vulnerables, el vaso de agua que en vida les negó. La leyenda cuenta que aquellos que beben del vaso, sanan milagrosamente, mientras que otras versiones dicen que, ante el miedo que la aparición produce, nadie acepta el vaso, por lo que el alma de la monja no puede descansar.

Se dice que el fantasma, cuyo hábito y pies no tocan el suelo, produce una sensación de paz y curación cuando visita a los enfermos en los lechos, otros reportan haber sentido una sensación de miedo y de escalofrío cuando la han visto desaparecer por los pasillos sin dejar rastro.

Convencidos de su existencia algunos doctores y también enfermeras, mencionan su nombre en voz baja, reconociendo que el fantasma conocido como: “La Monja del Vaso”, existe y que continúa protegiendo a los enfermos graves del Hospital San Juan de Dios de San José.

Fuente: Luis Diego Castro


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies