Hebe

Hebe

Diosa de la Juventud, hija de Zeus y Hera, era la encargada de evitar que los dioses del Olimpo tuvieran sed, a base de distribuir su bebida preferida, la ambrosía.

Esta función la abandonó después de su boda con Heracles (Hércules), el héroe que tras su muerte alcanzó la categoría de dios, a pesar de la oposición de Hera. Las funciones de repartir el néctar y la ambrosía entre los dioses olímpicos lo ocupó un príncipe troyano, Ganímedes, que fue raptado por el propio Zeus transformado en águila.

Era una divinidad con el poder de rejuvenecer a los ancianos, como hizo en una ocasión con Yolao por un día cuando éste iba a luchar con Euristeo, o de envejecer a los niños, como hizo con los hijos de Alcmeón, para que pudiesen vengar su muerte en manos de los hermanos de su primera esposa: Arsíone.

Su madre presidía todos los matrimonios. Se la consideraba el modelo a que toda mujer en edad de casarse debía aspirar y se representa como una joven con la mirada alegre, bella y muy sencilla.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies