Andrómaca

Andrómaca

Andrómaca, hija de Eetion, rey de Asia Menor, fue esposa de Héctor, el más grande y valiente de los héroes troyanos. Héctor y Andrómaca tenían un hijo llamado Astianax. Los siete hermanos de Andrómaca, al igual que su padre Eetion, fueron asesinados a manos de Aquiles poco antes de que también matase a su esposo. Aquiles desea¬ba una venganza sanguinaria, ya que poco antes Héctor había acabado con la vida de su mejor amigo, Patroclo, cuando portaba su propia armadura en combate.

En un conmovedor pasaje de la Ilíada, Homero describe cómo Héctor, que sabía que los troyanos perderían la batalla, se lleva a su esposa y a su hijo antes del ataque. Al ver esto, el pequeño Astianax siente temor viendo moverse el penacho situado en el casco de su padre. No menos impresionantes son las líneas en las que Andrómaca es informada de la caída de su querido es¬poso en la batalla. Se lamenta por su esposo y su hijo huérfano en estos términos: «Pese a que él (Astianax) escape de los horrores de esta guerra con los griegos, su vida será a partir de aquí un camino de trabajo y lamento. Otros tomarán sus tierras. El día que le quita un niño a sus padres, le priva también de estar con los suyos. Su cabeza se inclina y las lágrimas inundan sus mejillas (la Ilíada, Libro XXII).

No obstante, el futuro descrito no iba a ser tal, ya que después de la caída de Troya, Astianax huyó del recinto de la ciudad. Andrómaca fue capturada como parte del botín de guerra y fue llevada a Grecia por Neoptolemo, hijo de Aquiles cuyo violento temperamento era similar al de su padre, sobre todo después de haber matado al rey troyano Príamo en el altar del templo de Zeus. Andrómaca dio un hijo a Neoptolemo (tres según otras fuentes) y tuvo que sufrir el desprecio de Hermione, la despechada esposa de éste. Ella y su padre, Menelao, incluso intentaron matarla, hecho que fue evitado por el anciano abuelo de Neoptolemo, Peleo.

Más adelante, Andrómaca se casó con el profeta Heleno que, también como ella, había sido apresado por Neoptolemo en Troya. Pasó sus últimos años con él en Pérgamo, una nueva cuidad creada en Asia Menor que recibió su nombre de Pérgamos, la fortaleza destruida en Troya. De acuerdo con una versión distinta, fue Pérgamo, el hijo de Heleno y Andrómaca, el que fundó la ciudad.

Andrómaca se convirtió en la figura mítica que representaba a la esposa indefensa y entregada víctima de una guerra despiadada. Se trata de una figura con una enorme dimensión humana, cuyo destino estaba marcado por los típicos avatares. Además de aparecer en la obra de Homero, también aparecía en el drama contra la guerra titulado Las troyanas escrito por Eurípides, en el que se narra la vida de Andrómaca y su destino como concubina de Neoptolemo, ade¬más de los intentos de Hermione para acabar con ella (ver Héctor y Neoptolemeo).

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies