Acteón

Acteón

Acteón era hijo de Aristeo y Autonoe, y nieto de Cadmo, fundador de la ciudad de Tebas. Gracias a la instrucción recibida de su padre o del centauro Quirón se convirtió en un extraordinario cazador. Quizá era demasiado bueno, ya que Artemisa se quejaba de su presunción y además tampoco le gustaba la idea de que se casase con su tía Semele.

Según otra forma de ver la historia, durante una pausa en una jornada de caza. Acteón vio por casualidad a la casia Artemisa bañándose rodeada de sus ninfas. Para evitar que Acteón pudiese contar a todo el mundo que la había visto desnuda, lo convirtió en un ciervo. De esta manera, Acteón fue poco después devorado por sus propios perros de caza.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies